LA FAMILIA

Es uno de los principales agentes socializadores y formadores de la personalidad integral del ser humano. Desde que el niño o niña nace, la familia lo protege y les transmite conocimientos, actitudes y valores para el desarrollo de sus capacidades y destrezas que faciliten su interacción con el medio social. Recuerda… una buena comunicación en la familia estimula el fortalecimiento en las habilidades para la vida de las personas, siendo clave para lograr un equilibrio y armonía en ella.

LA IMPORTANCIA DE PROMOVER LOS VALORES

Una familia que fomenta valores positivos generará hijos optimistas, con espíritu emprendedor y con compromiso hacia sí mismo y hacia los demás.Una familia en armonía, donde existe una comunicación clara y en la cual los padres ejercen autoridad sin maltratar a los hijos, demostrándoles lo mucho que los quieren con palabras y acciones se convierte en un poderoso factor de protección en la prevención del consumo de alcohol, tabaco y otras drogas.

 

¿CÓMO FORTALECER VALORES EN LA FAMILIA?

  •  Aprende a escuchar realmente a tu hijo o hija.
  •  Ayuda a tu hijo o hija a sentirse bien consigo mismo.
  •  Ofrece un buen ejemplo e incentiva un clima de confianza.
  •  Fomenta actividades recreativas en familia, desarrollando valores firmes y adecuados.
  •  Ayuda a tu hijo o hija a afrontar la presión de los compañeros, vecinos u otros.
  •  Establece normas familiares claras y estables.
  •  Reconoce siempre y oportunamente los logros alcanzados por todos los miembros de la familia, especialmente de tus hijos.
  •  Habla con él o ella del alcohol, tabaco y otras drogas a través de la información oportuna y pertinente; ya que es un deber como padre estar informado sobre este tema.
  •  Orienta a tus hijos en el proceso de toma de decisiones, y en el manejo de sus emociones de forma adecuada y no violenta.
  •  Expresa y demuestra cariño físico y verbalmente.
  •  Los hijos que crecen en un ambiente familiar en el que hay valores morales, claridad en la comunicación y límites definidos, desarrollan mayores habilidades  para responder a diferentes presiones tanto internas como externas.